Posted on

La tarde nunca termina

 

Cierto día estaba muy desesperado porque en unos 15 días mi aniversario llegaría, estaba teniendo muchos gastos por mes como para poder ahorrar, no sabía si podría cumplir con mi promesa de un relog Michael Kors, una pieza muy elegante pero costosa.

Entonces se me ocurrió googlear préstamos personales y encontré la posible solución para poder hacer un gasto sin necesitad de apretarme tanto.

Tendría que pasar una serie de filtros para poder obtener ese crédito, pasaron los días y por fin tenía los 10 mil en mi cuenta, no hay mayor felicidad que causarle una sonrisa a la persona que más amas.

Entonces fui a la plaza de Antara Polanco a una joyería muy conocida y pues escogí el modelo más bonito, sabría que a él le iba a encantar su regalo, ya que usaba muchos trajes y tenía citas importantes de negocios, casi todo se le veía bien.

Aparte le dije que ese reloj sería su amuleto de la suerte para comenzar una nueva etapa en su proyectos de negocios que habían ido un poco flojos hacía un tiempo, entonces ya estaba planeando todo para que saliera de la mejor manera y sin ningún problema.