Posted on

Casas del siglo XXI

Los hogares evolucionan junto con sus habitantes, pero las tendencias no cambian de un momento a otro como en el mundo del vestuario. En el diseño de interiores puede ocurrir año a año. Pero en la construcción de viviendas, el compás de espera es mucho más lento y difícil de definir, por la complejidad de si utilizas madera, concretos o estructuras metálicas.

Del 10 al 12 de enero pasado, como todos los años, se realizó el International Builders Show (IBS) en Orlando, Estados Unidos, donde la industria de la construcción y de la vivienda de varios países se reunió para presentar a constructores, arquitectos, desarrolladores y distribuidores, asimismo, avanzados diseños, tecnologías, productos y servicios en la industria, los que marcaran sin duda las tendencias en construcción de casas este año. Éstas son algunas de las novedades

* Estilos más modernos. El diseño de casas se caracterizará por líneas más “limpias” o rectas, y más espacios abiertos.

* Ventanas gigantes y paredes de vidrio plegables. Largas láminas de vidrio se abrirán a amplios “decks”, priorizando la apertura y la iluminación natural de los espacios, según un comunicado de la compañía Marvin Family of Brands, presente en el evento.

* Nuevos colores. Para el diseño, predominarán los tonos gamuza, metálicos (armamentísticos), arcilla y bronce liberty. Una paleta de colores a prueba del tiempo y neutral, capaz de combinarse con una multiplicidad de estilos.

* Baños con duchas amplias. Poco a poco, se dejarán de lado los lujosos baños en tinas, que gastan una cantidad mucho más grande de agua que una regadera. Por eso, se ampliará este espacio para hacerlo más confortable.

* Cocinas, comedores y salas abiertas. “Abierto” es la palabra clave de las nuevas casas, en concordancia con una nueva forma de vida desestructurada. La gente querrá estar conectada, y no encerrada en la cocina. Por eso también, la predominancia de grandes ventanas y espacios vidriados.

* Cocinas “sociables”. El blanco sobre blanco transformará estos espacios en paraísos terrenales, y los hará parecer más grandes. Habrá zonas conectadas para preparar comida, servirla y sociabilizar, señala el sitio Proud Green Home.

* Más apertura, pero no mayor tamaño. Puede que parezca que los hogares de este año serán enormes. Nada de eso: una casa bien diseñada puede crear esa sensación de amplitud, con espacios abiertos, paredes blancas, y ventanas y puertas deslizantes vidriadas.

 

* Áreas de esparcimiento. La apertura mencionada no chocará con la necesidad que todos tenemos de estar un rato en soledad. Por eso, los diseñadores incorporan espacios para alejarse, como rincones de lectura o salas de juegos.

* Puertas que se abren directamente al “living”. Ya no habrá que pasar por un “hall” o vestíbulo antes de sentarse a conversar en la sala de estar. Hoy, los constructores optan por entradas directas a este espacio desde el exterior de la casa.

* Un baño para él y otro para ella. La apertura mencionada no sacrifica la privacidad. Si antes los baños de la pareja eran compartidos, hoy la tendencia impone “toilettes” separados y privados.

* Conexión con la naturaleza. Este año será difícil distinguir entre el afuera y el adentro. La idea es que los patios y “decks” se conviertan en salas de estar expandidas. Abundarán las cocinas externas y salas con chimenea conectadas con el entorno natural.