Posted on

El papel de víctima

El día de ayer, saliendo de unas salas de juntas en Polanco, subí a mi coche, prendí el radio y estuve por mucho tiempo cambiando de estación constantemente y me impresiona como todos los medios de comunicación están colgados del presidente norteamericano Donald Trump y no hacen nada más que atacar cada cosa que dice y cada paso que da, como si no hubiera nada en México qué reportar y como si nuestro país fuera un país de ángeles.

Debo decir que México está muy cómodo jugando el papel de víctima, ya que este papel es uno muy cómodo, donde lo único que hay que hacer es quejarse y reclamar con indignación, algo que no llevará a nuestro país a ningún lado, ya que las víctimas siempre lo son por una razón, generalmente debido a que la víctima no tiene la fuerza ni la habilidad para defenderse solo, por lo que todos le pueden pasar por arriba.

Debemos de saber que tanto a nivel colectivo como a nivel individual, aquellos quienes se cuelgan en un papel de víctimas más de lo debido son generalmente individuos o sociedades que tienen mucho qué esconder y el juego de la víctima es un escudo o una pantalla para ocultar lo que hay detrás, cosas que no se quieren sacar a la luz.

A su vez, el tomar el papel de la víctima es una gran herramienta del gobierno mexicano para distraer a los ciudadanos de los desastres que están sucediendo dentro del país y para tener libertad de movimiento bajo las sombras, para aumentar la corrupción de desplazar sus desastres bajo un telón, mientras la población se encuentra distraída mayúsculamente por un factor externo.

Esto no es nada nuevo en el mundo y mucho menos en Latinoamérica, un lugar mundialmente conocido por tener pésimos gobiernos, quienes no paran de robar de su gente y explotarles hasta el final, ya que la zona latinoamericana siempre ha sido una zona de explotados y explotadores.

En el año de 1982, Argentina vivía uno de los momentos más difíciles de su historia, debido a que la población se encontraba tremendamente dividida entre aquellos quienes apoyaban a la junta militar del Teniente General Leopoldo Saturnino Galtieri  y entre los muchos quienes querían regresar e instalar un gobierno democrático en la Argentina.

Como resultado de esto, muchas revueltas violentas se expandieron por todo el país, causando escándalos tanto nacionales como internacionales, algo nada bueno para la junta militar, quien buscaba una manera hábil de acabar con estas protestas y crear un nacionalismo que apoyara a su gobierno.

Por esta razón, el ejército y armada argentina invadieron las Islas Malvinas, pertenecientes tanto en ese momento como hoy al Reino Unido, lo que desencadenó una guerra de 3 meses, donde Argentina sería totalmente derrotada.

Sin embargo, durante el periodo de la crisis, el pueblo argentino se unió por la causa de Malvinas y los graves problemas internos fueron olvidados, hasta que llegó la derrota y la junta militar tuvo que abandonar el poder.

En este momento, México se encuentra distraído y les puedo asegurar que algún desastre mayúsculo interno se avecina.

Trabajemos internamente en solidaridad y los problemas externos se harán pálidos, como las sombras de la noche con la llegada del sol.